4 de noviembre de 2013

Las confesiones de Usain Bolt

El corredor publicó un libro en el que cuenta su vida. También relata algunas noches de sexo, droga y un encuentro con Heidi Klum y Sandra Bullock.

LA NACION | GDA
"Como el Rayo", se llama la autobiografía del jamaiquino Usain Bolt, de la cual se han conocido algunos fragmentos en las últimas horas, en los que el atletla, de 27 años, habla de sexo y drogas, y que también de que su padre le pegaba de niño.
Bolt reconoce que nunca le costó relacionarse con ellas, pero que todo cambió para él cuando se consagró en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008: "Podía elegir a las que quisiera. Me ponía en plan bueno, a ver... ¿Ésta? ¿O quizá ésta? No, tú, tú, vente conmigo. Fue un sueño hecho realidad. Yo tenía 22 años y me daba la impresión de estar en un negocio de golosinas".
El jamaiquino cuenta que su entrenador, Glenn Mills, le quiso prohibir el sexo por ser una mala influencia para su rendimiento en las carreras. "Si lo hubiera hecho, me volvía loco. Yo lo tenía claro: para ser rápido y ganar a lo grande, a veces hay que darle caña".
Bolt destaca una noche de fiesta con Heidi Klum y Sandra Bullock: "Estaba de gira promocional en Hollywood y me preguntaron si podían venirse con nosotros de fiesta. Se habían arreglado, estaban guapas. Nos lo pasamos genial, bailamos y bebimos champagne... pero pese a lo que se ha dicho, no pasó nada. Aunque sinceramente habría estado genial, porque ¿a quién no le gustan Heidi y Sandra?
En su libro, Bolt cuenta que probó la marihuana: "Sólo probé un cigarrillo y me pareció asqueroso. Cuando jugábamos a fútbol de pequeños en el parque había chicos que los pasaban y un día me lancé... pero me arrepentí de inmediato".
Sobre la relación con sus padres, Bolt señala: "Podemos hablar de todo. Y sé que cada vez que los llamo por teléfono tarde o temprano saldrá el tema de su vida sexual, sobre todo si es papá con quien hablo". Sin embargo, dice sobre su papá: "Me pegaba cuando yo era niño y hacía travesuras, con el cinturón o con la mano. Dolía, y yo lloraba, pero me ha permitido saber la diferencia entre lo que está bien y lo que está mal"..

Fuente: http://www.ovaciondigital.com.uy/

 

1 comentario:

Paola Zacapa dijo...

Muy buen artículo ya lo he marcado!
Sigue así me gustaría seguir leyendo sobre estos topis!

Saludos desde Uruguay Urlaub